EL CDTI invierte en Landbot que desarrolla una innovadora tecnología para el diseño de chatbots adaptados a las necesidades de cada cliente.

Iaqi Pan, Consejero Delegado

En estos últimos años, la compañía Hello Umi, (Landbot) se ha posicionado como una de las start- ups más innovadoras en el ámbito de los chatbots. En un momento de gran crecimiento empresarial, el CDTI, a través del programa Innvierte, ha pasado a formar parte del capital de esta empresa que pretende posicionarse como líder en el mercado de las aplicaciones conversacionales.

Los primeros chatbots o bots conversacionales se remontan a la década de los años 60 cuando comenzaron a desarrollarse las primeras aplicaciones software que simulaban conversaciones mediante respuestas automáticas y que, previamente, habían sido diseñadas por expertos programadores. En aquella década, el profesor Joseph Wiezenbaum desarrolló, en el laboratorio de inteligencia artificial del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), el programa ELIZA, uno de los primeros en procesar lenguaje natural. Desde entonces, ha sido notable la evolución tecnológica que han experimentado muchos de estos sistemas expertos hasta conseguir asistentes inteligentes muy presentes en nuestro día a día como son Siri de Apple; Alexa, de Amazon; Cortana de Microsoft o Google Now, entre otros.

El objetivo principal de los chatbots es mejorar la interacción con los clientes y generar respuestas rápidas y concisas a las preguntas que plantean habitualmente los usuarios en ámbitos muy variados.

Bots

Para ello, desempeñan un papel relevante las tecnologías relacionadas con la Inteligencia Artificial (IA); el procesamiento natural del lenguaje; el aprendizaje automático y profundo; las redes neuronales artificiales, el análisis del comportamiento humano y los modelos matemáticos, entre otras.

Pese a la evolución que han experimentado muchas de estas tecnologías, todavía quedan aspectos por mejorar en los bots conversacionales que, muchas veces, no consiguen comprender, con exactitud, las preguntas que se les formulan y emiten respuestas poco acertadas.

Para Iaqi Pan, Consejero Delegado de Landbot, esto es uno de los grandes desafíos que tienen que superar actualmente los chatbots: “Consciente de la importancia que tienen, cada vez más, este tipo de aplicaciones, en 2017 dos socios y yo decidimos crear la compañía Landbot. Nuestro reto es mejorar las aplicaciones y los servicios que ofrecen los bots conversacionales para conseguir diálogos mucho más inteligentes, interactivos, precisos y capaces de dar respuestas acordes a las preguntas que formula cada usuario”.

Nuevo software

Su nuevo software (SaaS), que desarrolla con la ayuda del CDTI, permitirá crear, en pocos minutos, Chatbots inteligentes adaptables a las necesidades de cada cliente. Para ello, está desarrollando un sistema No Code que no requiere conocimientos de programación. De esta forma, cualquier persona sin conocimientos técnicos podrá construir fácilmente un flujo de conversación completo para ser incorporado en numerosas plataformas como asistentes conversacionales.

“Con este proyecto, queremos posicionarnos como líderes en el mercado de las aplicaciones conversacionales y diferenciarnos tanto por la novedad de nuestro producto como por el servicio que vamos a ofrecer. No hay que olvidar que el Sistema de Procesamiento de Lenguaje es inmaduro y que tiene fallos muy evidentes. Por ejemplo, solo 4 de cada 10 veces los bots entienden bien lo que los usuarios piden. Esto genera mucha frustración. Por otra parte, implementar un sistema de chatbost utilizando este Sistema es un proceso lento que requiere unos 5 meses de desarrollo inicial y el coste es elevado: unos 30.000 euros para obtener un prototipo y a ello hay que añadir el coste de mantenimiento”.

“Por tanto, nos planteamos crear un desarrollo basado en un interface conversacional muy sencillo e intuitivo y hemos diseñado preguntas mucho más concretas y dirigidas a los intereses específicos que puedan tener determinados usuarios. Toda la plataforma puede estar acabada en tan solo varias semanas y a un coste sensiblemente inferior a las que existen en el mercado”.

Proceso de construcción de un bot simple e intuitivo

Respuestas en tiempo real

“En esencia, un chatbot es un sistema de intercambio de datos entre la empresa y el cliente. La conversación es solo el medio empleado para intercambiar esta información. Cuando una empresa interactúa con el cliente, previamente se ha informado sobre sus necesidades y su entorno por medio de una serie de datos que han quedado registrados. Es decir, si soy una compañía que se dedica a la venta de coches debo conocer las preguntas que puede plantearme el cliente en base a unos datos obtenidos previamente. Por tanto, para diseñar Chatbots inteligentes es esencial conocer muy bien los gustos, las tendencias e inquietudes de cada usuario. Nuestra gran ventaja es que estamos diseñando un software muy dinámico que permite personalizar las respuestas en tiempo real”.

Gestión de datos como factor competitivo

La pandemia ocasionada por COVID-19 ha acelerado, de forma significativa, la transformación digital de muchas empresas que han dedicado una parte importante de sus recursos a potenciar el e-commerce. En esta evolución hacia un marketing digital, la obtención de datos procedentes de potenciales clientes constituye un elemento decisivo para generar negocios.

“Durante los próximos años, van a existir más sistemas y canales digitales de comunicación. Para gestionar los millones de datos que se generen en estas comunicaciones será necesaria la existencia de plataformas tecnológicas muy complejas como las que podrán ofrecer empresas como Google, Amazon o Microsoft, por ejemplo, en base a los billones de datos que disponen a través de sus aplicaciones y redes sociales. Hay que aclarar que estas empresas no venden los datos a otros clientes sino determinados algoritmos diseñados en función de la información que disponen. Ante este panorama digital, aquellas pymes, como la nuestra, que no logren una elevada especialización tecnológica, no van a poder sobrevivir a corto plazo”.

Crecimiento empresarial

Este año, Landbot espera duplicar su plantilla y continuar su expansión. Actualmente, más del 90% de sus facturación procede de exportaciones dirigidas a más de un centenar de países de los cinco continentes: “Todo esto está siendo posible gracias a las ayudas del CDTI y a la inversión que acaba de realizar convirtiéndose como accionista de esta empresa. Esto último está facilitando, sin duda, nuestro crecimiento y el desarrollo de nuestra plataforma tecnológica que nos va a permitir acceder a nuevos nichos de mercado y, especialmente, dirigirnos a empresas de sectores decisivos para la economía como es el financiero, entre otros”.

El CDTI

El CDTI es el órgano de la Administración General del Estado que apoya la innovación basada en conocimiento, asesorando y ofreciendo ayudas públicas a la innovación mediante subvenciones o ayudas parcialmente reembolsables. El CDTI también internacionaliza los proyectos empresariales de I+D e innovación de empresas y entidades españolas y gestiona la participación española en los organismos internacionales de I+D+I, como Horizonte2020 y Eureka, y en las industrias de la Ciencia y el Espacio. Adicionalmente, a través de la iniciativa Innvierte Economía Sostenible, apoya y facilita la capitalización de empresas tecnológicas.

+ info en:

Este contenido es copyright © 2021 CDTI, EPE. Está permitida la utilización y reproducción citando la fuente (revista digital perspectivacdti.es) y la identidad digital de CDTI (@CDTIoficial).