QUÍMICA | El nuevo centro de investigación de @GalChimia permitirá incrementar un 25% su facturación y duplicar su plantilla en Galicia

Carme Pampín, Directora General y Jacobo Cruces, Director Científico de GalChimia.

Los orígenes de GalChimia se remontan a 2001 cuando dos jóvenes doctores en Ciencias Químicas, Carme Pampín y Jacobo Cruces, decidieron crear esta compañía en la localidad coruñesa de O Pino. En sus inicios surgió como “spin-off” vinculado a la Universidad de Santiago de Compostela. Hoy, esta pequeña empresa es un referente en química orgánica por sus innovadoras aportaciones a la industria farmacéutica. Con una facturación anual que supera los 3 millones de euros, en estos últimos años GalChimia ha destinado el 30% de su facturación a I+D y su próximo desafío es incrementar su presencia en otras áreas geográficas; para ello, ha inaugurado un nuevo centro de I+D en el Parque Científico de Barcelona que le permitirá elevar un 25% su facturación, duplicar su plantilla en la central ubicada en Galicia y situar a esta pyme en una posición estratégica en Europa.

No obstante, Carme Pampín, Consejera Delegada, asegura que los inicios fueron complejos: “Procedíamos del mundo de la investigación, muy diferente al ámbito de la empresa. En poco tiempo tuvimos que aprender, con gran celeridad, cómo dirigir una compañía joven, innovadora y con muchas ideas pero sin experiencia en la gestión empresarial”. Sus pequeños proyectos iniciales sirvieron para mejorar sus tecnologías, implementar equipos más modernos y probar nuevas metodologías de síntesis. Actualmente, con una plantilla integrada por 50 empleados –en su inmensa mayoría químicos y doctores en diferentes disciplinas–, esta compañía se ha convertido en una empresa modelo en su sector, no sólo por el elevado nivel tecnológico de sus investigaciones sino, también, por su contribución para la obtención de fármacos de gran incidencia social.

 No hay que olvidar que nuestro principal objetivo es obtener nuevas moléculas que sean activas frente a dianas terapéuticas y que no se hayan patentado antes. La obtención de una molécula puede durar meses y, a veces, en algún momento del proceso surgen problemas que hacen inviable conseguir el resultado esperado. Dado el riesgo que conlleva este tipo de investigaciones, siempre trabajamos con nuestros clientes a lo largo de toda la cadena de valor que existe en el desarrollo de fármacos, llevando los resultados desde el laboratorio a la planta piloto y creando nuevos procesos reproducibles, robustos y competitivos en coste para obtener un producto que cumpla los requisitos del mercado”, puntualiza Pampín.

Genius Pharma

El año 2006 fue decisivo para GalChimia. Por primera vez, esta pyme participó, con la ayuda financiera de @CDTIoficial, en un gran proyecto de investigación en el que participaron tres de las principales compañías farmacéuticas de nuestro país. El proyecto CENIT Genius Pharma tuvo como principal objetivo el desarrollo de nueve tecnologías clave para obtener medicamentos muy innovadores, desde la identificación de dianas terapéuticas, hasta su aplicación en proyectos de interés industrial en los campos de la inflamación, el síndrome metabólico, la analgesia, el trasplante de órganos y las enfermedades autoinmunes.

 Esta ambiciosa iniciativa constituyó un claro ejemplo de cooperación entre los sectores público y empresarial en el desarrollo de la I+D+i farmacéutica en España, especialmente en la investigación preclínica. En él colaboramos microempresas, empresas de base tecnológica, nueve prestigiosas universidades y centros públicos de investigación”, comenta la Consejera Delegada. “Desde nuestros comienzos, @CDTIoficial ha sido un organismo esencial para nosotros, no sólo por la financiación que nos ha concedido, sino también por el asesoramiento y su buena predisposición para ayudarnos”. Entre los numerosos proyectos de I+D en los que ha colaborado GalChimia cabe destacar una aplicación industrial para disminuir y eliminar las toxinas existentes en el mejillón y algunos pectínidos, como las vieiras.

Diversificación como valor estratégico

A este proyecto, realizado con la ayuda financiera de @CDTIoficial, siguieron otros como Biogreen que ha recibido financiación de los fondos FEDER Innterconecta, un instrumento de @CDTIoficial destinado a potenciar la generación de capacidades innovadoras en las regiones menos desarrolladas, a través de la financiación de proyectos de desarrollo experimental realizados mediante consorcios empresariales. El objetivo de este proyecto es colaborar en el desarrollo de un concepto de biorrefinería verde a partir de biomasa, utilizando cultivos para obtener artículos de alto valor añadido como bioplásticos y productos fertilizantes. Con ello, se pretende impulsar el concepto de bioeconomía e integrar el modelo de economía circular en áreas tradicionalmente agrícolas.

 “Cada proyecto es un reto tecnológico para nosotros y en estos últimos años hemos considerado la diversificación como un elemento estratégico esencial para la compañía y puesto que aún mantenemos un reducido tamaño, tenemos una gran facilidad para adaptarnos rápidamente a nuevas líneas de negocio”, afirma Carme Pampín.

Una de sus aportaciones más innovadoras ha sido en el proyecto Nanofacturing que esta empresa ha desarrollado en colaboración con otras compañías farmacéuticas: “El objetivo era mejorar los procesos de fabricación de nano-partículas biológicamente compatibles y suficientemente pequeñas para que, tras su administración a los seres humanos, sean liberadas de una manera controlada en el sitio diana. No obstante, me gustaría aclarar que no sólo hemos trabajado en este ámbito, también hemos colaborado en algunas investigaciones relacionadas con el cáncer, sistema respiratorio y el dolor crónico, entre otras”.

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) es la Agencia Estatal de Innovación que asesora, financia e internacionaliza los proyectos empresariales de I+D e innovación de empresas y entidades españolas y gestiona la participación española en los organismos internacionales de I+D+I, como Horizonte2020 y Eureka, y en las industrias de la Ciencia y el Espacio.

+info en: